Castillo De Antirio

Historia e importancia estratégica
   El castillo de Antirio El castillo de Antirio está construido en el extremo sur de la prefectura de Etolia-Acarnania, enfrente del Peloponeso. Esta fortaleza, conocida también como "Castillo de Rumelia", junto al castillo de Río en Acaya, fueron edificados en 1500 por orden del sultán Beyazid II, en tan solo tres meses, y significaron una obra de fortificación importante para el control de la entrada y salida del golfo de Corinto. Este estrecho paso marítimo desde entonces pasó a llamarse “Pequeños Dardanelos” y precisamente por su situación estratégica fue un punto de conflicto entre otomanos, venecianos, genoveses y también los Caballeros de Malta. Su condición de inexpugnable era señalada con la expresión proverbial “ni un pájaro puede pasar entre los castillos”.
El castillo de Antirio pasa por un largo período de deterioro y de reparaciones. En 1532 fue asediado por el almirante genovés Andrea Doria, que actuaba en nombre del monarca de los Habsburgos, Carlos V. Los otomanos al principio resistieron, pero luego en su retirada lo hicieron explotar. La fortaleza fue abandonada durante un año, pero volvió a ser fortificada por los otomanos en 1533 con armas de fuego traídas del vecino Lepanto. En 1543 el almirante otomano Jeireddín Barbarroja transportó al castillo fuerzas de artillería de Lepanto. En 1603 la fortaleza fue destruida por los Caballeros de Malta y vuelta a construir por los otomanos, quienes la hicieron explotar finalmente en 1687, cuando Francesco Morosini les obligó a abandonarlo. Posiblemente en el mismo año – en cualquier al principio de la segunda dominación veneciana – el castillo es edificado de nuevo con planos de ingenieros venecianos. Los venecianos lo mantuvieron en su poder hasta 1699, cuando con el tratado de Karlowitz fue concedido a los otomanos. En 1829 fue entregado a los griegos por medio de un tratado que firmó Augustinos Kapodistrias, hermano del primer gobernador de Grecia.
Reseña arquitectónica
En su forma actual es un ejemplo característico de arquitectura básicamente veneciana. Su forma es casi hexagonal, con baluartes poligonales en sus esquinas. Está rodeado por mar por tres de sus lados y por una fosa de agua en su parte norte, la cual lo aislaba de la tierra. Restos de obras exteriores hacia el interior de Etolia, en forma de fosa y de una muralla larga que separan la península del continente, han sido localizados a unos 600 m del castillo.

La fortaleza que se conserva incluye básicamente la muralla perimétrica, que está construida con mampostería compacta lineal, un adarve perimétrico, merlones consecutivos, y troneras frente al mar.
Es característico el prominente cordón semicircular en la base del parapeto que recorre el exterior del castillo. La puerta central del castillo está en su lado norte y conduce al interior mediante un pasillo arqueado. Los principales testimonios sobre el castillo provienen de fuentes del siglo XVII que dicen que dentro del castillo de Antirio sin acento había más de 89 casas, un templo islámico del sultán Beyazid II, un templo pequeño del sultán Suleiman y un baño turco.
Hoy en el castillo de Antirio funcionan talleres de conservación del XXII Eforado de Antigüedades Bizantinas y Postbizantinas y aulas para exposiciones de artes plásticas.
Se puede visitar todos los días (excepto lunes) 9:00-17:00.



Región de Grecia Occidental
ESPA logo
Proyecto cofinanciado por la Comunidad Europea - Fondo Europeo de Desarrollo Regional
ESPA logo