El castillo de Lepanto
Reseña histórica
    El castillo de Lepanto El castillo de Lepanto, con varias fases de construcción desde la antigüedad hasta la ocupación otomana, a pesar del deterioro evidente en muchas partes es uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura de las fortalezas en Grecia, vinculado además a la historia de la ciudad. La primera fortaleza, según la tradición, fue  edificada en fecha tan temprana como el siglo XII a.C. por los dorios. La ciudadela fue fortificada durante la época clásica, mientras que en el período bizantino temprano Procopio habla de las importantes fortificaciones. En el siglo IX también hablan de la colina fortificada los continuadores del cronista y el autor eclesiástico Teófanes.  Felipe de Tarento reformó y reforzó también las fortificaciones bizantinas a finales del siglo XIII. Las fortificaciones, que son visibles hasta hoy en su mayor parte y con pocas intervenciones, fueron construidas bajo la dirección de ingenieros venecianos durante la primera dominación veneciana (1407-1499). La poca información que tenemos de las fuentes históricas sobre las obras de construcción proviene de la correspondencia de Juan Apocauco, metropolita de Naupacto, de miniaturas de manuscritos, de los archivos de Venecia, que se refieren sobre todo a los gastos para las obras de la construcción, y de los hallazgos de excavaciones esporádicas.
La ciudadela
El núcleo central del castillo es circular y está construido en la cima de la colina que domina la ciudad de Lepanto, a una altura de unos 200 m, en el sitio donde quizás se hallaba la antigua acrópolis. La ciudadela, de una superficie total de 2.000 m2, es la parte mejor fortificada del conjunto, el último refugio en caso de asedio. Incluye una torre central bizantina, dos torres laterales, un conjunto de aulas de almacenamiento y un gran depósito de agua, que ofrecía la posibilidad de autonomía en caso de asedio. En el recinto de la ciudadela está la pequeña iglesia de Profitis Ilías, construida encima de la mezquita BabaTsaús (Baba Çavuş) que a su vez había sido construida sobre una  anterior iglesia bizantina, de la cual se encuentran esculturas y opus sectile en el lugar. A corta distancia del templo se conserva otro edificio bizantino, que quizás era usado como baño. Hacia el norte se distinguen los restos de un templo bizantino, parte del cual, con las características aperturas arqueadas de ladrillo, se incorporó más tarde a la fortaleza y  el cual esta abierto hoy en día a los visitantes.
Los muros laterales y defensivos
    La entrada al castillo Dos prolongaciones del muro, empezando por la ciudadela y siguiendo la pendiente, bajan por el lado este y el lado oeste, cerrando la entrada de la pequeña caleta. Cuatro muros transversales unen estas dos prolongaciones, formando cinco muros defensivos desde la cima hasta el mar. En los dos muros defensivos más bajos se extiende el asentamiento dentro de la fortaleza y el puerto de Lepanto. El castillo de Lepanto estaba protegido por un foso. Las puertas del castillo son cuatro y se abren en las paredes perimétricas. Dos de ellas están en los lados este y oeste del muro defensivo más bajo mientras que la tercera está en el extremo noreste del muro defensivo siguiente. La cuarta puerta en realidad consiste en un sistema de tres puertas consecutivas, en el muro oeste exterior del tercer recinto empezando por la cima del castillo. La puerta oeste del muro defensivo más bajo, es decir de la ciudad baja, consiste en una doble puerta veneciana. En la misma época se añadió otra puerta más, provista de un matacán, donde se conserva una inscripción del fundador con la cronología de la Egira, 1126 (1714).
La puerta este del muro defensivo más bajo, la llamada puerta de Sálona, no se conserva hoy. Cerca de la puerta este del muro defensivo siguiente hay una torre circular y en su lado exterior hay una placa con un bajorrelieve del león de San Marco, actualmente extraído del muro, donde antaño había una segunda placa, con los escudos y la cronología MCCCCLX (1460). De especial interés para la datación de las fortificaciones es un detalle arquitectónico en el prominente cordón semicircular, característico de las fortificaciones venecianas. En cada muro transversal hay una puerta que conduce al recinto siguiente.     La puerta este del castillo
La más importante de estas es la Sideróporta (“Puerta de Hierro”), en el recinto exterior. La puerta de la costa está cubierta por una bóveda baja y protegida con un matacán y una torreta cilíndrica de techo peraltado.
Los dos muros defensivos más bajos se fortifican a intervalos con torres cilíndricas o cuadradas y se conservan en buen estado. Las diferenciaciones en la albañilería, visibles en muchos puntos del muro, son testimonio de sus varias fases de construcción. Los muros en algunos puntos han sufrido readaptaciones continuas para enfrentarse a las evolucionadas armas de fuego. Por eso están reforzados con baluartes, como el voluminoso baluarte de forma de herradura  frente al puerto, conocido por el nombre Dapia Tsaús (Dapia Çavuş). La mayor parte de los muros está construida con piedras rudamente talladas, fragmentos de ladrillos y tejas, y mortero en abundancia. También hay partes construidas con caladas bien talladas y argamasa, como la torre circular veneciana al este del castillo, y otras partes con spolia (material de construcción reutilizado) de los edificios de la ciudad así como de la muralla exterior del puerto. Los muros están coronados con merlones a dos aguas y fortificados con torretas. Los muros defensivos entre los recintos tenían cada uno un nombre distinto. Así que la ciudadela se llamaba Peritorio, el tercer muro defensivo Uromasio/Uromiari, mientras que el cuarto muro defensivo incluía el Niókastro (“Castillo Nuevo”) o Ano Poli (“Ciudad Alta”). En este muro se encuentra la mansión restaurada de la familia Tzavelas, un conjunto de baños otomanes con las típicas cúpulas perforadas, y fuentes con esculturas bizantinas y otomanas empotradas (zona Vezir Cami, “La Mezquita del Vizir”). Vista de los muros
Hacia el este, sobre un baluarte circular, se alza la torre del Reloj. En el último muro defensivo, el Vrontólaka, esta incluida la “Ciudad Interior” y el puerto veneciano. Al lado del puerto se conserva un templo musulmán (mezquita Fethiye). Al oeste, después de la carretera, se alza el impresionante baluarte Dapia de Bótsaris, que está conectado  o unido o que comunica  con la torre de la familia de Bótsaris. Hoy el carácter de fortaleza que tenía el castillo ha sido alterado. Parte de los muros han sido demolidos para que el tejido urbano de la ciudad pudiera desarrollarse, pero todavía se conserva el ambiente de la antigua ciudad fortificada.
Región de Grecia Occidental
ESPA logo
Proyecto cofinanciado por la Comunidad Europea - Fondo Europeo de Desarrollo Regional
ESPA logo